Email

Contraseña:

Si olvidaste tu password escribinos a info@conceptoestetico.com.ar

COMPRÁ
CONCEPTO ESTÉTICO
Sudar: ¿Bueno o malo?.
El tabaquismo y el sueño.
Un gimnasio generador de electricidad.
La leche materna, antídoto contra las enfermedades respiratorias.


La enfermedad celíaca
Intolerancia al gluten

Esta enfermedad daña el revestimiento del intestino delgado e impide la absorción de partes de los alimentos importantes para la salud. El daño se debe a una reacción por ingerir gluten, encontrado en el trigo, la avena, la cebada y el centeno. Un régimen estricto sin gluten conduce a la desaparición de los síntomas clínicos.

La enfermedad celíaca es genética y se observa en miembros de una misma familia, tanto niños como adultos. Es un trastorno en el intestino delgado causado por una respuesta autoinmune ante la ingesta de gluten, una glicoproteína presente en los cereales TACC: trigo, avena, cebada y centeno. El gluten está compuesto por gliadina, que es la que genera la intolerancia alimentaria provocada por las proteínas.

En la fisiopatología se explica el daño de la enfermedad celíaca: el organismo reconoce como extraño el gluten y genera anticuerpos – antigliadina, antiendomisio y antirreticulina – que terminan llevando las vellosidades intestinales a la atrofia. Esto resulta en una incapacidad de absorción de nutrientes, vitaminas y demás elementos indispensables.

Es muy importante que el diagnóstico se haga lo más temprano posible, ya que la gravedad de la enfermedad depende de la edad de presentación y del tiempo que transcurra entre el diagnóstico correcto y el tratamiento correspondiente, es decir, una dieta libre de gluten de por vida. Sólo de esta manera puede ser reversible la atrofia intestinal.

En la Argentina, se considera estadísticamente que 1 de cada 100 personas es celíaca y que existen un total de 400.000 celíacos. Los síntomas de la enfermedad son variados: diarrea, hinchazón abdominal, disminución de peso, malnutrición, vómitos, anemia y constipación. En el caso de los niños, se observa retraso en el crecimiento y desnutrición.
También se han advertido dolores óseos y articulares, alteraciones al esmalte dental, aftas orales, irritabilidad, esterilidad y abortos a repetición.

La manifestación dermatológica de la celiaquía se llama Dermatitis Herpetiforme de Diuring (DHD). Produce ampollas, vesículas, pápulas bilaterales y simétricas y un intenso prurito, descrito como una muy característica quemazón en la piel. Este cuadro se revierte con la dieta sin gluten, al igual que los síntomas digestivos.

La DHD se asocia también a otras afecciones, como enfermedades hepáticas autoinmunes, diabetes tipo 1, enfermedades autoinmunes de tiroides, artritis reumatoidea y enfermedad de Adisson.

Para el diagnóstico, una vez que tenemos la sospecha clínica, se deben aplicar el anticuerpo antitransglutaminada IgA y un dosaje de inmunoglobulina A total en suero (Ig A total). También se pueden aplicar los anticuerpos antigliadina IgG, antigliadina IgA y antiendomisio YgA. El estudio genético se puede completar con DQ10 y DQ8, aunque el diagnóstico final lo determina la biopsia intestinal.

Con la dieta sin gluten, se logra una mejoría clínica en aproximadamente dos semanas. Los anticuerpos se normalizan entre los seis y doce meses, mientras que las vellosidades intestinales lo hacen a los dos años, tanto en niños como en adultos, aunque en el caso de estos últimos no hay una recuperación total.

Es esencial educar al paciente y a su entorno familiar sobre la dieta correcta. Ésta no debe ni contaminarse ni mezclarse con alimentos que no puedan ser ingeridos, y el paciente deberá cuidarse de no consumir medicamentos que puedan incluir TACC entre sus conservantes. Para vigilar la dieta de cada día, existe una lista organizada por ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) que es de fácil acceso para pacientes y médicos.

Vale reiterar lo crucial de un diagnóstico precoz. Las complicaciones que se pueden producir por dilatar la detección son muy graves: adenocarcinoma de intestino delgado, linfoma de células T y cáncer de boca, faringe y esófago, entre otras afecciones.

En el tratamiento, se pueden indicar glutamina 500 mg cada 8 horas y lactobacillus 3 billones por 30 días. Además, por supuesto, de una dieta sin TACC.

Dra. Mercedes Cordone.Especialista en Dermatología

Si desea contactar al profesional, para realizar consultas y profundizar sobre lo expuesto en la nota, envíenos su correo a: info@conceptoestetico.com.ar

Medios de pago
Buscanos en: