Email

Contraseña:

Si olvidaste tu password escribinos a info@conceptoestetico.com.ar

COMPRÁ
CONCEPTO ESTÉTICO
Sudar: ¿Bueno o malo?.
El tabaquismo y el sueño.
Un gimnasio generador de electricidad.
La leche materna, antídoto contra las enfermedades respiratorias.


La belleza de la piel oscura
Anatomía y composición. Cuidados generales.

Es más resistente y suave que la clara, y muestra menos signos de envejecimiento. Pero las patologías que sufre actúan de forma más agresiva. En esta nota, cómo cuidarla, maquillarla y tratarla.

La piel oscura tiene cualidades que no posee la clara: mayor protección frente al medio ambiente, apariencia más suave e hidratada y menor cantidad de signos de envejecimiento, entre otras. Su diferencia se encuentra en la epidermis, ya que la dermis y la hipodermis son iguales en las pieles de todas las tonalidades y poseen los mismos componentes y organización.

La piel oscura no se diferencia por una mayor cantidad de melanocitos sino por una mayor actividad de estas células. Los melanocitos producen más melanosomas que en la piel clara y no necesitan estimulación solar para generar el pigmento, ya que se reproducen constantemente y su tamaño es el doble del de la piel clara, de aproximadamente 800 nanómetros. Estos melanosomas, que contienen un pigmento llamado eumelanina, están dispersos en la epidermis y llegan, compactados e intactos, a la capa córnea, sin sufrir degradación. Los melanocitos que se encuentran en los queratinocitos de la piel clara, en cambio, se degradan y dispersan antes de llegar a la capa córnea.

En la piel oscura, además, hay más capas de células en el estrato córneo y mayor porcentaje de lípidos, lo que le da al tejido mejor cohesión intercelular y, por lo tanto, un aspecto más turgente y resistente.

La fisiología de la piel oscura presenta características propias: menor absorción percutánea, mayor resistencia a irritantes, mayor secreción sebácea, mayor pérdida insensible de agua, mejor termorregulación, mejor protección a las radiaciones de los rayos ultravioleta (ya que sus melanosomas son más grandes y dispersos, por lo cual absorben más energía) y mayor protección ante el envejecimiento actínico.

Patologías

Algunas de las patologías que pueden desarrollar estas pieles son alteraciones de la pigmentación, vitiligo, melasma, alteraciones en la cicatrización (que pueden dar lugar a la aparición de queloides) y acné, a veces inducido por cosméticos oleosos. Estas pieles pueden sufrir, además, de fotosensibilidad a medicamentos y fotoalergias de contacto.

En individuos de piel oscura, los hombres son más proclives a sufrir acné que las mujeres y en forma más severa. Ni bien el dermatólogo lo diagnostica, se debe cuidar la piel y aconsejar no tocar las lesiones ni traumarlas, dado que el tejido dañado es proclive a una reacción inflamatoria severa en estas pieles.
El exceso de producción de melanina hace que la piel se oscurezca aún más ante una reacción agresiva. La inflamación y su posterior pigmentación son muy difíciles de tratar, ya que deben evitarse cosméticos aclarantes y despigmentantes. Por lo tanto, quedan secuelas de acné, que pueden afectar la autoestima de la persona y su capacidad de relacionarse.

Es común que, después de un golpe, quemadura, corte, cicatriz o inflamación, aparezcan manchas oscuras pigmentarias como resultado del trauma. Los eritemas o la sensibilidad, por su parte, originan máculas claras y redondeadas. El uso de agentes abrasivos y alcohol en la piel puede dar como resultado problemas en la pigmentación, así como también eccemas. En las pieles maduras, incluso suele aparecer hipomelanosis (manchas blancas). El tratamiento en consultorio debe ser de extremo cuidado, ya que cualquier fricción, estimulación, depilación o peeling puede producir una reacción. Es importante recordar que la irritación en estas pieles no se manifiesta con enrojecimiento.

El vitiligo es por demás visible en pieles oscuras. Este desorden puede observarse en personas sanas, pero algunas veces es provocado por modificaciones en la glándula tiroides, alopecias, anemias, deficiencia de vitamina B12 o quemaduras severas. Existen dos teorías acerca de las causas del vitiligo: puede tratarse de una reacción de respuesta autoinmune del cuerpo hacia sus propios melanocitos y una pérdida de la habilidad de producir pigmento, o bien ser una alteración de las terminales nerviosas cercanas a los melanocitos y al folículo piloso. Según esta última teoría, sería un proceso similar al de la pérdida de producción de melanina que ocurre en el pelo que se vuelve gris (Martin, J.).

Es menos frecuente que estas pieles sufran cáncer. Su protección natural actúa como filtro solar, aunque la exposición prolongada puede causar eritemas.

Tratamiento cosmetológico

Si bien este biotipo presenta menos signos de envejecimiento, una buena higiene y descongestión y un correcto maquillaje nunca están de más. En el mercado, existen cosméticos específicos para piel oscura, que se aplican con la técnica del visajismo y teniendo en cuenta sus características particulares. Por eso, deben utilizarse bases que reaviven el tono y a la vez neutralicen la piel oscura azulada: ocre, marrones, grisáceos y chocolate para la base (que debe ser líquida y no grasa); ciruela, marrones, ocre, azulados, rosados y malva para las sombras de párpados; naranjas, rosas y bermellón para las mejillas. Los labiales tipo gloss son ideales para resaltar los labios, en naranja, rojo o rosa.

Como las patologías son a veces más agresivas en estas pieles que en las claras, los cosméticos deben ser cuidadosamente elegidos y formulados.

Si desea contactar al profesional, para realizar consultas y profundizar sobre lo expuesto en la nota, envíenos su correo a: info@conceptoestetico.com.ar

Medios de pago
Buscanos en: