Email

Contraseña:

Si olvidaste tu password escribinos a info@conceptoestetico.com.ar

COMPRÁ
CONCEPTO ESTÉTICO
Sudar: ¿Bueno o malo?.
El tabaquismo y el sueño.
Un gimnasio generador de electricidad.
La leche materna, antídoto contra las enfermedades respiratorias.


Prepara la piel para el sol
Cuando calienta el sol

En verano todos queremos exhibir el cuerpo bronceado. La piel dorada nos hace sentir más atractivos. Para lograr el color soñado y evitar manchas y descamaciones, es preciso realizar –antes y después del sol- una rutina de cuidados básicos que favorezcan la hidratación de la piel. Todo lo necesario para disfrutar los beneficios del astro rey.

Pasada la temporada invernal, generalmente, la piel se encuentra castigada. Factores como el frío, el viento y la escasa ingestión de agua, hacen que las células muertas se acumulen en su superficie y dificulten la correcta oxigenación. Para recibir los rayos solares es necesario una serie de preparativos que permitan dejar la piel suave e hidratada.

La cosmetóloga Vania Lima recomienda un tratamiento basado en exfoliaciones quincenales. Estas exfoliaciones promueven la renovación de la piel, activan la circulación sanguínea y facilitan la penetración de activos. En los casos en que la piel se manifieste áspera al tacto es recomendable la limpieza previa con una loción basada en extracto de hammamelis o vitamina C y una exfoliación posterior. Este procedimiento se puede llevar a cabo en todo el cuerpo. Luego usar crema hidratante que tenga, como mínimo, factor 15 de protección solar.  Para el cuello es ideal usar productos suaves a base de extractos de manzanilla.

La zona de la espalda es propensa a la aparición de puntos negros, por eso es importante la limpieza y tonificación, con productos con extracto de hammamelis; la exfoliación puede hacerse con una crema que contenga micro esferas de polietileno, para renovar delicadamente la piel.  Lo ideal es realizar la higiene con un cepillo de cerdas naturales y mango largo, que alcance los puntos donde no podemos acceder. Si aparecen granitos o puntos negros, la indicación es no hurgar, ya que cualquier lesión expuesta al sol puede hiper pigmentarse manchando la piel (en este caso se debe consultar con un profesional).

Las radiaciones más peligrosas son los rayos ultravioleta A y B (UVA y UVB). Invisibles, provocan poco a poco, quemaduras y lesiones si la piel no está protegida, por eso se debe usar siempre filtro solar, incluso en los días nublados. El producto debe contener filtros contra los rayos UVA y UVB: para pieles morenas se aconsejan productos con Factor de Protección Solar 15; para pieles más claras SPF 30; y para pieles que tienden a irritarse fácilmente es necesario acudir a pantallas totales o SPF 60. Es importante no descuidar los labios, ya que su piel es sumamente frágil, se descama con facilidad, y es sensible al herpes: es indispensable el uso de lápices o cremas protectoras labiales con alto factor de protección solar.

Para pieles oleosas se recomienda el uso de gel o spray, porque no provocan acné; para pieles normales y secas el protector en loción o crema es el más indicado. Es recomendable aplicar el protector 30 minutos antes de exponerse al sol y volver a colocarlo después de sumergirse en el agua. Tomar sol sin protección es un riesgo que puede derivar en cáncer.

Cuando nos exponemos mucho al sol la piel tiende a quedar reseca y sensible, por eso después del baño, es importante hidratarla con fórmulas a base de aloe vera, ceramidas y vitaminas A y E o mascarillas con acción calmante con manzanilla.

El período hasta las 10 de la mañana o después de las 16 horas es ideal para tomar sol ya que la concentración de rayos UV es mucho menor.  Sombrero, filtro solar y anteojos oscuros son el complemento básico para disfrutar del sol.

Si desea contactar al profesional, para realizar consultas y profundizar sobre lo expuesto en la nota, envíenos su correo a: info@conceptoestetico.com.ar

Medios de pago
Buscanos en: