3 claves para evitar las quemaduras al tomar el sol

Entramos de lleno en el verano vacacional y pasamos cantidad de horas expuestas al sol. Esto hace que tomemos precauciones para evitar quemaduras y deshidratarnos.

Si has iniciado las vacaciones, vas a tomarte unos días o un fin de semana, y en este caso tienes que volver a casa, aquí indico una serie de precauciones a tener en cuenta. Todos estamos concienciados con las quemaduras del sol, pero si por ejemplo vamos para un día, puede que nos descuidemos, sobre todo lo hacen más frecuentemente los hombres que no soportan las “cremitas”.

Puede ocurrir que vemos un día nublado, y creemos que al ocultarse el sol, este no “quema”. Un simple rayo de sol, puede generar quemaduras sin que te des cuenta.

Tanto si vas a la playa como a la piscina, aquí te indico 3 claves o consejos, para evitar las quemaduras al tomar el sol

Protégete del sol

Una quemadura producida por el sol que genere ampollas en la niñez o en la adolescencia puede duplicar las probabilidades de que una persona desarrolle una melanoma en el futuro. Para evitarlo, los primeros días (en el caso de que estés de vacaciones, o si es de fin de semana si es la primera vez que tomas el sol desde el año anterior) será necesario una crema protectora solar de un factor 50 (hay pieles más blancas y otras más morenas).

En todo caso, consulta a tu dermatólogo o en la farmacia.

No estés expuesta continuamente al sol, no eres una tostada de desayuno. Utiliza las sombras, sombreros, sombrillas, alguna tienda de campaña o toldilla.

Las horas de mayor radiación solar son desde las 10 de la mañana a las 4 de la tarde, y las peores son las de las 1,30 o 2 de la tarde a las 4. Si puedes evitar el sol en estas horas y tomarlo por la tarde a partir de las 5.30 es más aconsejable. Protégete también los ojos y cuando estés expuesta hacia arriba, intenta ocultarlos con unos algodones (de los circulares de desmaquillar) y si vas a tomar el sol en top-less, procura proteger la protuberancia de los senos.

También para ti...  Crema hidratante para piel grasa: Las 10 mejores elecciones para ti

Otra de las claves para evitar las quemaduras al tomar el sol:

Beber mucha agua

La necesidad de beber mucho líquido principalmente agua, para no deshidratarse. La exposición prolongada al sol, hace que se te reseque la garganta, por lo que una botellita de agua, no te viene mal.

Cuidado con el recalentamiento

Relacionado con los puntos anteriores, hay que tomar precauciones, en cuanto a los excesos bajo el sol, como cierto agotamiento por calor, por un fuerte golpe de calor, para ello, como he comentado, es imprescindible beber agua y evitar el café o el alcohol que deshidratan.

Los síntomas del golpe de calor, el estar expuesta a altas temperaturas, pueden producir mareos, fatiga, dolor de cabeza, mucha o nula sudoración.

Si te encuentras en estas situaciones, lo mejor es salir de la playa o donde estés tomando el sol y buscar la sombra, una sombrilla, un restaurante cercano, beber líquidos y si por ejemplo has tenido quemaduras, acércate al puesto de socorro que hay en las playas.

Piensa que lo importante es usar un bronceado interesante que nos refuerce el atractivo, pero no una carrera de fondo en donde el sol te arrugue tu rostro.

Pueden ser exagerados estos consejos, pero es mejor prevenir que curar.

Ante todo, que te informe bien tu médico o un/a experta.

Calificar

También es imposible saber:

Subir