¿Cuáles son los errores más comunes en el uso del desodorante?

El uso de desodorante es un hábito diario: conoce los errores que puedes estar cometiendo y corrígelos

El uso diario de desodorante es, probablemente, tan automático que no nos ponemos a pensar si lo estamos haciendo de la forma más correcta y adecuada. Si te sientes bien y cómoda, y no detectas olores tempranos, entonces seguramente estás haciendo todo bien.

Si, por el contrario, siente alguna molestia en la piel, tienes algún tipo de irritación en la piel, o detectas olor a medio día, probablemente estás cometiendo algunos de estos cinco errores comunes.

1. Uso del producto equivocado

Muchas personas no conocen la diferencia entre desodorante y antitranspirante. Cada uno tiene un uso distinto: el desodorante debe ser utilizado por las personas que pretenden bloquear el olor a sudor; el antitranspirante bloquea las glándulas que producen el sudor, por lo que debe ser utilizado solamente por las personas que sudan mucho.

2. Aplicación inadecuada

También en este punto, la diferencia entre desodorante y antitranspirante es pertinente, una vez que cada uno de ellos tiene distintos momentos de aplicación. O mejor, el desodorante se debe aplicar sobre la piel limpia, pero puede ser utilizado en cualquier momento del día. Por el contrario, el antitranspirante, también sobre la piel limpia, debe ser aplicado por la noche, momento en el que transpiramos menos y que se indica como el momento ideal para su aplicación.

3. Cantidad equivocada

En cuanto al desodorante, no es difícil decidir la cantidad: normalmente dos o tres pasajes del roll-on son suficientes. Ya con el antitranspirante la situación varía, esto es, si la intención es la de bloquear parte de la sudoración en un día normal, sólo una capa fina; pero se adivina un día más estresante o más exigente físicamente, se debe aplicar una capa generosa.

4. Uso de productos perfumados

Aunque el uso de los desodorantes perfumados de que no es un error en sí mismo, necesitas conocer bien a tu piel y saber cómo reacciona a los perfumes. Así, si sientes picazón en las axilas o detectas alguna irritación en la piel, lo más probable es que estés haciendo algún tipo de reacción con el aroma del desodorante. En estos casos, es preferible elegir productos sin perfume.

5. Uso prolongado 

Estos rituales diarios, como el uso del desodorante, hacen que las personas tienden a usar siempre la misma marca, pensando que los buenos resultados están garantizados. Esto puede ser verdad, sin embargo, si notas que últimamente ha transpirado más o sentido olor más temprano que de costumbre, esto puede decir que tus glándulas ya se han habituado al desodorante. En estos casos, es conveniente cambiar de marca.

Calificar

También es imposible saber:

Subir